Anatomía de un calcetín

Hay conceptos que pueden costar más transmitir cuando enseño a tejer calcetines por primera vez, como el concepto de cómo esa especie de tubo amorfo se puede llegar a convertir en un calcetín. Así que he desarrollado unos diagramas que me ayudan a trabajar, y a mis alumnas a entender que es lo que trato de explicarles sin que nos estalle la cabeza.

Este es el diagrama que más uso, y el que primer modelo que enseño. Es un calcetín clásico, empezado desde arriba, con un montaje de puntos holgado, solapa y talón de vueltas cortas y puntera remallada. Es el primero que aprendí a tejer, y el que primero enseño a mis alumnas en clase.

Este diagrama muestra un calcetín muy parecido al anterior, con la diferencia de que éste se empieza desde la puntera y se termina en el elástico. Se usan gran parte de las técnicas que para el diagrama anterior a las que se añade el montaje invisible de la puntera y un cierre holgado.

Por último, este es un calcetín con talón de vueltas cortas, que puedes tejer desde la puntera o desde la caña. Es posiblemente el calcetín más versátil que aprenderás a tejer porque resulta sencillo añadirle a cualquier diseño que te guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.