Hace tiempo vi en el blog de Mae una especie de pelota anti estrés para enganchar los pendientes que dejas en la mesilla de noche. Despues de años perdiendolos a pares, víctimas de los machangazos que se lleva mi despertador algunas mañanas, decidí que podría ser una bonita opción. Helo aquí. Aproveché los restos de lanas para calcetines que tenía por casa, y lo rellené con una media. Coqueto y útil a la par, aunque se caiga al suelo los pendientes no se menean de su sitio. Me encanta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.