Como una cabra

Hace poco se me ocurrió una idea para un chal. Aún está en el aire, pero ya bajará. Lo que si tenía claro es que quería tejerla con una de las lanas de La Rueca Rusa, especialmente después de vivir el resultado tan espectacular que dan.

Se lo comenté a Tatiana, y a los pocos días recibí esto en Correos. Pelusa de cabra de Don mezclada con seda, de un bellísimo tono blanco roto. Procesada e hilada a mano con el cuidado y amor por el detalle que solo ella sabe darle. También añadió un poco de hilo del mismo tipo que el de 184 metros, con el que espero tejer algo para chico. Deseadme suerte 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.