El Kiri y la modelo cansada




Esta ha sido una de esas relaciones de amor-odio. Hasta que no me animé a ponermelo no dejé que L me fotografiara con él. Y se aprovechó de que estaba recien levantada y que apenas podía abrir los ojos por la luz para dispararme con la camara. Pero tenia que publicar el resultado, me lo habian pedido y lo habia postpuesto, y puesto que no le dejaré acercarse a mi con ese trasto mientras me acuerde aqui tienen el resultado de la sesion fotografica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.