Juguetes nuevos

Estos días he estado ocupada estrenando mi Toyota. L quiso saber como se usaba, le comenté que necesitaba para que fuera mucho mas fácil usarla, y se puso manos a la obra. Literalmente ademas.
El resultado, una ovilladora de madera de pino. Resistente y ligera, y lo mas importante, desmontable 🙂
He ovillado una de las madejas que teñí en casa de Lamone. Y a medias con L una enorme madeja de lana de la marca Kauni, teñida a mano en tonos de verde, como no. Mas colores aqui 🙂
No sabía que se podía ovillar tanta lana en un aparato tan pequeño. Pero se puede. Ahora a ver que tejo con ella. por lo pronto, y si me canso de la manivela, tengo a un espontáneo dispuesto a ayudar 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.