Primer experimento de fieltro

Durante cierto desayuno navideño , del que salí tremendamente bien alimentada y aun mas mimada, todo hay que decirlo, aproveché la ocasión para realizar un pequeño experimento. Tejí un pequeño gorro del tamaño de un balón de balonmano y lo tiré junto a un jersey de lana de Beneton al la lavadora de Lamone. Al jersey le estoy quitando aun los pelos, pero baste decir que ha pasado de una talla XL a una XS. El gorro quedó tal que así.
No sabía que la lana podía encoger tanto. Y ha sido extrañamente gratificante ver el antes y después.Me ha hecho sentir algo…traviesa, casi perversa. Ya sabes, te pasas la vida intentando no meter ropa de lana en la lavadora para evitar que encoja. Te pillas unos cabreos tremendos cuando lo haces accidentalmente. Y un buen día no solo lo haces a propósito, sino que además quedas encantada con el resultado, e incluso repites si no salió a tu gusto.

Por cierto, estoy estrenando móvil con cámara. Y parece que la calidad de las imagenes es mucho mejor que la de mi viejo móvil (Lo cual es mucho decir) Así que es posible que ahora publique mas fotos en el blog…..o no 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.