Sorpresas postales

Llegó un paquete desde Suecia.Había un te muy aromático que sabía a gloria. Y una carta encantadora. Y la lana. La lana es bellisima, suavisima, y todos los -isimas que se te ocurran. Lo mejor, que dice la autora que no es perfecta. Querida mía, es maravillosa. Me voy a tejer un tapacuellos muy femenino con ella, porque el marío se ha enamorado de ella. Åsa, mil gracias por ser tan amable. Estoy impresionada 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.