• Accesorios tejidos,  Patrones propios

    La bufanda

      Siguiendo con el ciclo dedicado a mis patrones de cabecera, hemos llegado a las bufancas. Ese enorme pozo de posibilidades casi infinitas, menos cuando se trata de tejer para un señor. Ahí se nos limitan mucho las posibilidades en cuanto a colores, formas, etc. No me entiendas mal, hay señores que se atreven con casi todo, pero suelen pertencer a nucleos familiares que ni se rozan con el mío. Mis alumnas me dicen a veces que tejerán una bufanda para este o aquel pariente, y ya en su voz suena el eco del aburrimiento que esperan encontrarse, tejiendo interminables vueltas de punto X en cualquiera de los colores pertenecientes…