Y yo que lo tenía tan claro…

Tenía la lana escogida, una preciosidad de Garnstudio con una textura increíble. Tenía el patrón, una maravilla de patrón que ya me traía de cabeza y que ya había empezad a trabajar. Y entonces veo esto. Y esto.

Y claro, me han entrado dudas. ¿Debería haber ampliado el proceso de selección calcetinera? ¿O debería ser fiel a mi misma y guiarme por mi primer impulso? Es que son taaan bonitos!! Los tejería todos!!! Jooooooo pelines….

O sea, swapetina querida, que empiezo de nuevo el proceso de selección. Te mantendré informada 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.