Almuerzo de domingo




He aquí el tan cacareado caldo de pescado de mi padre. No podían faltar el gofio escaldado, el quesito tierno, el plato de tunos y los higos recién cogidos de la higuera por una servidora y consorte. Hoy no ceno 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.