Un golpe con efecto

Hace algunos años compré un kit con este patrón en mi tienda favorita de Odense, Dinamarca. El patrón solo se podía comprar impreso en papel, con la opción de comprarlo en inglés pero teniendo que esperar a que la diseñadora lo enviase por correo, y solo podía comprarlo en forma de kit y con la lana de dicha diseñadora. No se podía comprar de ninguna otra manera, pero el patrón me encantaba así que acabé por comprarlo, aunque para entonces ya había perdido parte del interés que sentía por él (es lo que tiene que te impongan una fibra y gama de colore que no has elegido), y lo acabé metiendo en un cajón.

Este año, haciendo limpieza de primavera de mi stash, re-descubrí este patrón, aún en su bolsa y con su correspondiente lana, y junto a él unos 12 ovillos de lino de Drops que compré en otro momento. Y se me encendió la bombilla. Tuve que adaptar un patrón que se teje con agujas de 3mm a una lana que se teje con agujas de 6mm, pero valió la pena el esfuerzo. El diseño cuesta un poco de asimilar de entrada, pero una vez pasas las primeras vueltas es de lo más intuitivo. Más información aquí.
 
Cuando lo mostré a las chicas de Dcachos, a Irene se le ocurrió que podríamos añadirle unas cintas de raso y unas flores de ganchillo para darle un poco más de vida. Lo dejé en sus manos y he aquí el resultado. La verdad es que ha quedado mucho mucho más bonito de lo que imaginaba.
Si quieres verlo en directo no olvides pasarte por la exposición que tendrá lugar con motivo de la II Feria Regional de Patchwork de San Mateo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.