Barcelona

Este año se celebró la primera edición de la Barcelona Knits Festival, y si me siguen en Instagram habrán visto que estuve de visita, y que prácticamente me quedé a vivir. Puedo decir que se confirmaron y sobrepasaron todas mis espectativas, que la resaca lanera aún me dura, y que me traje una cantidad de vivencias y de cariño que me habría obligado a pagar sobrepeso.

No voy a contar la experiencia de forma exaustiva porque nos aburriríamos todos mucho. Pero si quiero mostrar un par de fotos que para mi, resumen mi sentir de este fin de semana.

Mi amiga Marga, más conocida como Greta and the Fibers, a la que conozco y admiro desde hace tantísimo tiempo. Nos costó sacarnos una foto juntas por lo solicitada que estuvo en la feria. Que sepas que te adoro, y que me saben a gloria nuestras charlas telefónicas.

Mi amiga Lorena, a la que conozco desde hace tan poquito tiempo. Y preguntarme una vez más como puedes sentir tan cerca a gente a la que solo conoces por redes sociales. Y maravillándome de la química y sus cosas. Me encantó poder darte un abrazo y conocer a tu familia. Celia es mucho más bonita en persona, y tu, también.

Mi familia lanera, Esther, Javi y el pequeño Martín. El alma y las tripas de dLana, los primeros que confiaron en mi, me pusieron lanas en las manos y me llamaron diseñadora. Todo lo que os diga se queda corto, gracias por ser y por estar. Y gracias a vuestra mamá/niñera, la vendedora con más gracia de toda la feria 🙂

Y por último, pero no menos importante, mi amiga Lisa, quien me inspira y me anima en mi carrera de fondo. Mi compañera en este viaje relámpago y fotógrafa para la ocasión. Mi gurú lanera, que no es poca cosa. Gracias, por todo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.